lunes, 11 de julio de 2011

I want my money back

Creo que fue Margaret Thatcher, que vuelve a estar de actualidad gracias a una película, la persona que hizo famosa esta frase, en relación a la aportación que Gran Bretaña hacía a los presupuestos europeos vs el dinero que recibía. 
Yo, lejos de querer hablar de deudas griegas y de Europresupuestos, voy a hablar de algo que me toca mucho más de cerca. de la Televisión autonómica de Castilla la Mancha, CMT, la televisión que la señora María Dolores de Cospedal, quiere privatizar.

No sé, ni quiero saber qué cuentas se manejan en la CMT, y no sé cuantas veces habrá visto la señora de Cospedal, que no es ni nunca ha sido manchega, nuestra TV autonómica, pero mi opinión, si alguna vez sirviera de algo, es muy clara. Si no es rentable que la cierren, pero NO la privatice. 

Por qué? Muy sencillo, si no es rentable para el estado, si no resulta atractiva para los anunciantes ahora, por qué iba a resultar atractiva luego? Es una cuestión de audiencias? Sería tan sencillo como invertir en buena programación y luego esperar el retorno? Qué empresa privada podría ser lo suficientemente solvente como para una inversión de tal calibre, si incluso La Sexta que a final de mes consigue un buen número de Grp's está pasando por apuros económicos y se habla de que necesita una fusión inminente?

Pero sobre todo NO la privatice porque pasaremos de tener anunciantes privados en una cadena pública, a anunciantes públicos en una cadena privada; esto es, le daremos el canal autonómico a alguno de nuestros amiguetes, que asumirá la deuda, y luego cada campaña que haga la junta de comunidades o las diputaciones de turno, inversión en la autonómica privada, y encima con precios desorbitados, porque son lentejas.

Siempre he dicho, y más con el resurgir de Telecinco, que tenemos la TV que nos merecemos, que somos la audiencia los que decidimos qué cadena se lleva el dinero. Si los manchegos decidimos que nuestra CMT no es rentable para la mayoría de los anunciantes, no vengamos desde la política a hacerla, con inversión pública, rentable para unos cuantos.  

      

1 comentario:

Damián García Campos dijo...

Como anécdota, te diré que tu artículo supone el primer +1 que hago con Google.

Bravo Pedro, me alegra encontrar en tu blog artículos como este reflejando ese sentido crítico y de reflexión.